Beneficios de contratar trabajadores remotos

Con porcentajes que aumentan diariamente, empresas de todo el mundo se animan cada vez más a contratar trabajadores remotos. Te preguntarás por qué, tú que eres dueño de una pequeña, mediana o gran empresa, deberías tener un equipo conformado por gente de todo el mundo.
Y la respuesta más simple y real es que te traerá beneficios, no solo económicos, sino de una apertura a nuevas experiencias, dado que tendrás perfiles de profesionales especializados a lo largo de todo el mundo, sin las presiones del trabajo de oficina.

Equipo de trabajadores remotos: una tendencia en aumento

Si bien en el continente latinoamericano siguen liderando las empresas que contratan trabajadores “tradicionales”, el porcentaje de empresas que han experimentado con trabajadores “a la distancia” ha ido en aumento en los últimos cinco años.
Esto se da en el marco de una tendencia mundial que indica que para 2025 el promedio de trabajadores remotos será mayor al de un trabajo de oficina. Estados Unidos, en ese sentido, lidera las estadísticas de este lado del hemisferio. Si bien se trata de un cambio importante, al que todavía no se animan muchas compañías, el trabajo remoto es adoptado como una filosofía por cada vez más empleadores.

Beneficios de la modalidad a distancia

Por fortuna, las compañías que ya comenzaron a contratar equipos de trabajo remoto, han visto sobradas muestras de que resulta un cambio positivo.

En primer lugar, han visto incrementados los niveles de productividad de sus empleados, simplemente porque acceden a trabajadores más capacitados, elegidos entre candidatos de todo el mundo. A su vez, porque quienes ya han adoptado las formas de trabajar remotamente, al estar menos estresados, rinden muchísimo más, se comunican de mejor manera con sus empleadores y juntos logran mejores resultados. Y es que es esta palabra la que resume el paradigma del trabajo remoto: se analizan resultados, no números.

En otro orden, no pueden dejar de nombrarse los beneficios económicos, que, lógicamente, a toda empresa le importan. Como empleador de trabajadores remotos, desaparecen los costos fijos de renta y servicios de una oficina. Tampoco gastarás en mobiliario, en software y eliminarás aquellos gastos superfluos relacionados con snacks y café para tus empleados, que aunque pareciera irrelevante, realmente significan un valor alto en los costes fijos de una empresa.

Por último, y no menos importante, te encontrarás con un equipo más predispuesto a elaborar de manera conjunta, muy implicados con la empresa. Y esto sucede por varios motivos: según  encuestas realizadas a trabajadores virtuales, se descansan más horas y mejor (¡no hay transporte público que los haga demorar!), se come más sano, pues se puede cocinar en casa, y al elegir ellos mismos su lugar de trabajo, se sienten mucho más relajados y con menos presiones.

Debes recordar que en esta nueva era moderna, el trabajo se mide en productividad y ya no en horas de trabajo.

¿Qué tener en cuenta para trabajar con un equipo remoto?

Si tienes una empresa y quieres aventurarte a esta nueva modalidad, hay algunas consideraciones para contemplar. Una vez que la empresa esté registrada en una plataforma de búsqueda de trabajo, asegúrate de ser lo más claro posible en tu “aviso”.

Define qué perfil buscan, si necesitan profesionales licenciados, si la modalidad será part o full time y todo lo que consideren necesario para evitar confusiones.

Además, analicen metódicamente todos los perfiles y entablen una conversación para conocer mejor los candidatos, el feeling es fundamental para trabajar juntos.

Acuerden de antemano qué tipo de tarifa aplicarán, si es necesario firmar un contrato y los plazos en qué deberán ser entregados los trabajos. Es fundamental el feedback y la comunicación constante, de hecho, te diríamos que es el factor clave para que tu equipo remoto funcione.

Por supuesto que no todo es color de rosas y existen algunos detalles que toda empresa debe cubrir, si quiere el éxito de su equipo remoto. Entre ellos, se pueden citar: la diferencia de horarios entre un país y otro, ser sumamente organizados con los empleados, tener sí o sí llamadas grupales o individuales semanales y determinar concretamente aspectos legales de contratación, según las disposiciones de cada país.

Mientras proliferan los empleadores que se inclinan por esta modalidad, lo hacen también las plataformas que facilitan este tipo de búsqueda, que ayudan a conseguir perfiles cada vez más especializados.

¡Anímate al trabajo remoto!

Beneficios de contratar trabajadores remotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *